Ecologismo Integral y la necesidad de nuevas instituciones

Ecologismo Integral y la necesidad de nuevas instituciones


Pedro A. Moreno presentó este fin de semana su nuevo libro en Malatesta Kultur Lubakia, en Bilbao, Nuevas Institucionalidades. La apuesta organizativa del ecologismo integral, en la que combina anarquismo, ecologismo, feminismo, confederalismo democrático y otros conceptos, con una propuesta concreta de transformación de nuestro territorio.

En los últimos años la necesidad de organización es cada vez más evidente. Se está dando en torno a las ideas marxistas, pero también en torno al anarquismo. La larga crisis económica, la expansión del capitalismo a todos los aspectos de la vida, la radicalización de la derecha, la confirmación de las peores perspectivas respecto al cambio climático, el auge del militarismo, los límites del Estado-Nación para gestionar la situación, el intento de solución parlamentaria y municipalista y su fracaso, pero también experiencias contemporáneas en otros territorios, debates y propuestas en el Sur Global, la expansión del feminismo, entre otros, son elementos que están acelerando el debate organizativo y propositivo.

La propuesta de Pedro A. Moreno se basa en la ecología social, denominándola ecologismo integral (que ya había trabajado en su anterior libro, Ecologismo Integral). Elegir este camino, el ecologismo, no es una frivolidad. Cuando habla del ecologismo integral dice que, sin planeta no hay futuro y que, por tanto, es planteamiento que debe influir a nuestro entorno sociopolítico y medioambiental. Por ello, el ecologismo integral que propone es una difusión teórica del pensamiento libertario, el cual pone en el centro del discurso la importancia de defender el territorio y sus especies, una tradición libertaria que, desde una perspectiva pragmática, se combina en esta propuesta política con otras tradiciones como las luchas obreras, la autogestión, el feminismo y la historia del movimiento ecologista.

En el libro se explica la propuesta de ecologismo integral. Conocer en profundidad de qué trata lo dejo en manos de la lectora. Yo, en mi caso, me quedo con un elemento: la necesidad de nuevas instituciones. En el anarquismo vulgar suele confundirse las instituciones con la administración pública o con el Estado. Una institución, en cambio, es una práctica que ha alcanzado un amplio grado de aceptación social, son las normas de funcionamiento de la sociedad. Por eso, si queremos buscar y promover la transformación social, es imprescindible construir nuevas instituciones. Esto lo tenían claro los anarquistas clásicos, uno de cuyos ejemplos era Malatesta:

“La revolución es la creación de nuevas instituciones, de nuevos agrupamientos, de nuevas relaciones sociales, la revolución es la destrucción de los privilegios y de los monopolios; es un nuevo espíritu de justicia, de fraternidad, de libertad, que debe renovar toda la vida social, elevar el nivel moral y las condiciones materiales de las masas llamándolas a proveer con su trabajo directo y consciente a la determinación de sus propios destinos”. Errico Malatesta, Pensiero e Volontá, 15/06/1924

Siguiendo este camino, Pedro A. Moreno hace una propuesta valiente, subrayando la importancia de las nuevas instituciones. La aportación es precisa, no cae en el academicismo, sino que está hecha para ponerla en práctica en la realidad del día a día. Toma como base el ecologismo, pero no cualquier tipo de ecologismo: uno que el capitalismo no puede asimilar. Los proyectos estatistas y reformistas del capitalismo están fagocitando las propuestas para intentar hacer frente al cambio climático, al desastre ecológico y el descrecimiento, en beneficio de ellos mismos. Las propuestas para un Green New Deal que hacen algunos partidos políticos mantienen la hegemonía neocolonial sobre el Sur. El Ecologismo Integral lucha explícitamente contra ello. Por eso, en este contexto demoledor, propone que los ecologistas sociales deben aceptar una hoja de ruta pragmática, con la ayuda del decrecimiento, como elemento vertebrador para crear alternativas plurales y rompedoras. La que busca desprofesionalizar la política, la que vincula la autogestión a un nuevo tipo de cooperativismo, la que pretende garantizar la participación efectiva de las personas en las decisiones que les afectan. Una propuesta que se centra en territorios concretos, en las biorregiones. Propuesta que combate con el nacionalismo estatista mediante el federalismo.

Para finalizar, Nuevas Institucionalidades es un ensayo que trata de plantear cómo, dónde y con quién trabajar. Como subraya el autor, probablemente muchas de las respuestas que se ofrecen no sean del todo satisfactorias y requieran de una reflexión colectiva. Un proceso en el que diferentes agentes sociales y personas deberán analizar el trabajo a realizar para acercarse al mayor consenso colectivo posible. Un libro escrito lejos de la ortodoxia ideológica que trata de unir pragmatismo y coherencia.





+info