La Respuesta del Anarquismo Organizado sobre la pandemia de COVID-19: Nadie está a salvo hasta que todo el mundo estemos a salvo:

 

 

    Nuestras organizaciones han participado en una variedad de luchas: por unos lugares de trabajo y establecimientos educativos seguros, por la ayuda mutua y la solidaridad en la comunidad y resistiendo los ataques contra los trabajadores mientras los patrones y los gobiernos buscan recuperar el dinero que tuvieron que gastar.
    El confinamiento fue un momento difícil para nosotros/as ya que nuestra actividad política habitual no era posible. Sin embargo, no nos unimos al movimiento anti-confinamiento. El anarquismo organizado cree en la autoorganización. La imposición autoritaria de medidas sanitarias de contención por parte de los gobiernos a veces demuestra tener poca eficacia. La implementación de tales medidas a través de canales compartidos y participativos en todos los aspectos podrían haber logrado una mayor aceptación y, por consiguiente, mayor eficacia.
    No provienen de la experiencia de las personas en la comunidad y en el lugar de trabajo, sino que se desarrollan con otras agendas en mente. Esto ha dado lugar a mensajes confusos y contradictorios y ha creado un desorden general, cosa que ha provocado que se ignorase en gran medida las pautas, ya fueran personas, lugares de trabajo u otras instituciones.
    Nuestras ideas se basan en los principios básicos del anarquismo organizado de la autoorganización, la solidaridad y la ayuda mutua. No necesitamos que el gobierno nos diga qué hacer, ni tenemos que ir en contra de nuestro propio sentido común solo porque el gobierno quiera mantener la economía en marcha. Por supuesto, es difícil hacer lo más conveniente cuando nos encontramos en condiciones laborales precarias. Por eso la organización y lucha de clases es un elemento vital en cualquier estrategia.

Creando un movimiento revolucionario
    El anarquismo organizado cree que, sin una sociedad completamente nueva, una sociedad sin capitalismo, Estado y jerarquías, la humanidad luchará por sobrevivir. En primer lugar, esta pandemia no será la única. Otras sucederán dada la relación de explotación que la humanidad tiene con los animales y el mundo natural. El capitalismo ha sacado a la superficie los peligros potenciales subyacentes. El cambio climático y la desastrosa pérdida de biodiversidad y hábitats socavan la presencia misma de los seres humanos en la tierra. Una vez más, el capitalismo y la economía del crecimiento han acelerado este proceso al saquear la tierra en busca de todos los recursos disponibles. Se pensaba, y mucha gente lo hizo al principio, que la experiencia de la pandemia inspiraría una nueva forma de vida, con mayor ayuda mutua, solidaridad y respeto por el medio ambiente. Pero este optimismo se perdió muy rápidamente. Pronto volvimos a la “normalidad” con los gobiernos deseosos de que la población volviera a consumir. El fomento de los viajes en avión es un excelente ejemplo de total desprecio por el cambio climático. La explotación de combustibles fósiles, la tala y la deforestación han continuado durante toda la pandemia. En la desesperación por recuperar los beneficios de las empresas, el cambio climático pasará a un segundo plano durante algún tiempo.
    En el próximo período, las personas se centrarán principalmente en hacer frente a los ataques del gobierno y los patrones mientras buscan que la clase trabajadora pague el costo del Covid. Gran parte de nuestro tiempo lo dedicaremos a librar estas batallas económicas. Necesitamos asegurarnos de que la clase trabajadora esté unida para que podamos apoyarnos mutuamente y asegurarnos de que las personas más oprimidas reciban un apoyo total. Necesitamos solidaridad y ayuda mutua en lugar de que cada cual luche por su cuenta en un lugar de trabajo, sindicato o grupo social oprimido.
    Nuestra tarea histórica es continuar planteando la necesidad de la revolución. No podemos seguir centrándonos solo en los problemas inmediatos que afrontamos, buscando simplemente evitar lo peor de los ataques y reclamar algunas migajas. Necesitamos desafiar a todo el sistema. Una estrategia se basará en un lugar concreto – una comunidad, un lugar de trabajo – pero deberá estar firmemente arraigada en una perspectiva internacional. Podemos aprender de nuestra experiencia de la pandemia, que obligó a muchas personas a restringir sus vidas a su entorno inmediato: su hogar, vecinos, comunidad y espacios verdes. Es en un lugar específico, en torno a cuestiones que podemos experimentar por nosotros/as mismos/as, donde se crean movimientos para cambios mucho mayores.
    Sin embargo, es esencial tener una perspectiva más amplia, ya que los cambios necesarios son enormes e interdependientes. Las razones por las que hay problemas en un lugar en particular se deben a decisiones tomadas en las salas de juntas corporativas o el resultado de las fuerzas del mercado que aseguran que el beneficio sea el criterio principal que configura los lugares.
    Aunque el cambio climático también es un problema mundial, la pandemia fue mucho más inmediata y personal. No todo el mundo pudo evitar ser consciente del hecho de que estamos interconectados/as. Esto significa que existe el potencial para desarrollar movimientos más enfocados a nivel internacional. El lema “no estaremos a salvo hasta que todos esté a salvo” se ha convertido en parte de la forma de pensar de mucha gente. El futuro depende de la medida en que podamos construir sobre los aspectos positivos de la respuesta de la base y crear un movimiento que supere las preocupaciones y demandas inmediatas y que nos lleve a una ruptura fundamental con el capitalismo y hacia una sociedad anarquista.

★Union Communiste Libertaire – France, Belgium & Switzerland
★Coordinación Anarquista Latinoamericana (Coordenação Anarquista Brasileira – ★Brazil, Federación Anarquista Uruguaya – Uruguay
★Federación Anarquista de Rosario –  Argentina
★Aotearoa Workers Solidarity Movement (AWSM) – Aotearoa/New Zealand
★Embat, Organització Llibertària de Catalunya – Catalonia, Spain 

★Zabalaza Anarchist Communist Front (ZACF) – South Africa
★Anarchist Communist Group (ACG) – Great Britain
★Melbourne Anarchist Communist Group (MACG) – Australia
★Organisation Socialiste Libertaire (OSL) – Switzerland
★Libertäre Aktion (LA) – Switzerland
★Alternativa Libertaria (AL/FdCA) – Italy 

★Karala – Turkey
★Die Plattform – Germany
★Via Libre – Colombia


noreply@blogger.com (Unknown)

Original -link-

as